Símbolos Patrios, diversidad y unión


Encontrándonos inmersos en el mes de septiembre, los símbolos patrios cobran relevancia, y merece la pena recordar su origen e intención.


Una de las principales características de México es su riqueza y diversidad, como un país único que amalgama más que dos mundos. El país se construyó en un contexto de una profunda división social, cultural y política; y como toda nación, buscó generar su identidad a través de signos que lograran alcanzar a toda su población, y generar un sentimiento de pertenencia y orgullo. La bandera, el escudo y el himno nacionales mexicanos lograron representar, a través de sus formas, colores, imágenes, ritmo y letra, este mensaje de inclusión y unión que tanto necesitaba el recién creado país.


La bandera nacional incorporó elementos de cultura, lengua y territorio. La diversidad cultural se plasmó en las tres franjas verticales, simbolizando la comunión de civilizaciones: la indígena prehispánica, la europea católica, y el liberalismo ilustrado. Los colores también aludieron a estos conceptos, representando el verde a la esperanza del movimiento independentista, el blanco a la pureza de la religión católica, y el rojo al impulso libertador; o como más tarde lo reinterpretara Benito Juárez: verde de esperanza, blanco de unión y rojo de la sangre derramada por los héroes.



En el mismo sentido, el escudo de nuestra bandera también incorpora la cultura prehispánica, al representar la leyenda en que Huitzilopochtli indica al pueblo Mexica establecerse donde encuentre un águila sobre un nopal, devorando una serpiente. Alude también al ciclo del día y la noche, al triunfo del sol (águila) sobre la tierra (serpiente), y al triunfo de las tribus nómadas del norte (Hiutzilopochtli) sobre las agrícolas (Quetzalcóatl)



Finalmente, el himno nacional, uno de los más bellos del mundo, evoca el patriotismo, la pertenencia y amor a un país, uniendo a los mexicanos como hijos de la misma madre (Patria), al grado de luchar y morir por ella.


México es un país diverso en toda la extensión de la palabra, y es esa característica la que debemos asumir y aplaudir. Recordemos esta intención de unión y esperanza, plasmada en cada uno de nuestros símbolos patrios y busquemos replicarlos, como mexicanos, en todos los aspectos de nuestra vida.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo