Tu Clóset, tú misma

¿Qué dice tu clóset de ti?


El clóset es más que un simple espacio, grande o chico, para guardar tu ropa. Tu clóset habla de ti, de qué tan cuidadosa eres, de la importancia que le das a la ropa, tus patrones de compra, de tu estilo, tus colores, e incluso de si pasas por ciertos estadíos psicológicos complicados o si eres una persona funcional.


En el armario guardamos recuerdos y añoranzas de tiempos felices y cuerpos ligeros. Acomodamos también falsas sensaciones de momentos plenos y abundancia. Lo amamos y odiamos al mismo tiempo: nunca es suficiente y a la vez, es demasiado.



Es importante no dejar que esto nos domine, sino tomar las riendas nosotros. (de manera consciente y estratégica) El primer paso, y claramente el más difícil es soltar…dejar ir esas prendas que nos regaló mamá en nuestro cumpleaños número 20, quizá el vestido con el que conociste a tu esposo, los trajes de tu trabajo de ensueño, y los outfits talla 2 con los que lucías espectacular. Es ropa que claramente no volveremos a utilizar, y aunque ocupa un lugar en nuestro corazón, debemos tener en mente que el clóset debe ser nuestro Presente y no un baúl de recuerdos.


En segundo lugar, después de secarnos las lágrimas, podremos dar paso a la selección de prendas que requieren arreglo, y de aquellas que ya no tienen remedio y deben salir en definitiva.


Otro paso importante y que requerirá mucho de tu tiempo, será detectar las prendas que todavía se te ven bien. En este momento es sumamente aconsejable contar con la experiencia de un asesor de imagen o personal shopper que te ayude a identificar los colores, modelos y cortes que más te favorecen y están en tendencia, dejando ir los que ya no. Te ayudará también a comprar de manera estratégica piezas clave para un fondo de armario funcional, ahorrándote mucho dinero y espacio, y al mismo tiempo, ayudando al medio ambiente.



Seguramente para este momento habrás liberado una buena parte de tu clóset, lo cual podrás profundizar guardando las prendas que no sean de temporada en cajas.


Una vez hecho esto, tendrás mucho más espacio en el clóset para poder tener a la vista las prendas que puedes usar y no quedarnos con las 5 que siempre usamos. Se sugiere tener todas las prendas inferiores en un lugar y las superiores en otro. Los ganchos de madera son aconsejables para prendas pesadas, y lo ideal es que todos los ganchos sean iguales. Una plancha portátil de vapor se puede convertir en tu mejor amiga.

Procuremos que sea únicamente nuestro espacio, que nos permita tener claridad visual y mental y en consecuencia, tomar decisiones adecuadas de vestuario. Sentirte bien con tu clóset y contigo misma.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo